lunes, 19 de diciembre de 2011

La poesía y el flamenco.



Una de mis grandes pasiones es el flamenco, el amor a este arte universal se lo debo fundamentalmente a mi padre y a mi tío que desde chico me ha llevado por los camino del duende. Me gustaría compartir algunas de esas poesías hechas arte en la voz de los maestros, esas mismas poesías que me evaden a otro mundo.






MANUEL VEGA GARCÍA, cantaor gitano, más conocido en el mundo del cante flamenco con el nombre artístico del EL CARBONERILLO, nació en Sevilla en 1906 y murió en Sevilla en 1937. Su vida artística se inició a los ocho años de edad, Su sobrenombre artístico se le debía a su padre, que era vendedor ambulante de carbón. Debutó en el Café Novedades de Sevilla, participando en espectáculos por toda la geografía española, alcanzando una gran popularidad con su famoso y personalísimo fandango, que creo una escuela muy importante para todos aquellos cantaores de su época que le seguían admirando ese arte tan grande en el fandango. Hubo muchos grandes del cante que copiaron del estilo del fandango del Carbonerillo.
Hablar de este gran artista Sevillano es recrear el más puro arte del cante que sé a conocido. Nunca repetía una letra todas de su propia creación, pues lo expresaba de lo más profundo de su alma.



video


No hay comentarios:

Publicar un comentario